Residencia San Francisco de Molina celebró a sus madres junto a la directora regional del Sename

Cerca de 25 madres adolescentes de la residencia San Francisco de Molina celebraron su día, instancia en la cual compartieron anécdotas de sus vidas, lo que significa ser madre y el cómo afrontarán el futuro en familia. La conmemoración partió con una once, en la que participaron todas las madres y futuras mamás, junto al equipo de la residencia y la directora regional del Servicio Nacional de Menores (Sename). Posteriormente, las adolescentes recibieron un presente significativo por su día.

La directora de la residencia, Lorena Pérez, comentó que “con el equipo de la residencia estamos para apoyarlas y acompañarlas en todo lo que necesiten. Sé que algunas veces se enojan o se frustran cuando algo no resulta, pero para eso estamos para guiarlas y ayudarlas en su desarrollo personal y en reforzar las habilidades de la maternidad”.

Por su parte, la directora regional del Sename, Ana Cecilia Retamal, valoró la entrega y compromiso que día a día proporciona el equipo de la residencia a las adolescentes que ya son madres y lo serán. “El ser mamá es el regalo más preciado que puede recibir una mujer, y es por eso que hemos querido compartir con ellas, y reafirmar el compromiso que tenemos por apoyarlas en todo lo que requieran ellas y sus hijos”.

El objetivo de la residencia consiste en brindar a la embarazada o madre adolescente en situación de vulnerabilidad, y a su hijo en gestación o nacido, protección y atención bio-sicosocial, orientada a potenciar y fortalecer sus recursos personales y habilitación en sus roles maternales.

Publicado en Infancia y Familia.