Archivos de la categoría Opinión Director Fundación Crate

JORGE BRITO

Resignifiquemos la Navidad

Acabamos de celebrar nochebuena y navidad, instancias simbólicas donde las comunidades católicas, anglicanas y algunas protestantes y ortodoxas festejan el nacimiento de Jesús. Sin embargo, durante los últimos años ha aumentado el concepto consumista de esta festividad, donde los regalos han tomado mayor importancia frente al real significado, lo cual se ve reflejado en centros comerciales repletos durante los días previos y que muchas veces compromete en demasía el presupuesto de las familias, sobre todo de las más vulnerables.

Por ende, es importante poder rescatar el verdadero sentido de la Navidad y todo lo que conlleva, relevando el legado que nos dejó el nacimiento de Cristo en Belén que nace en un humilde pesebre. Este mensaje interpela a la sociedad, animándonos a ser personas solidarias mediante el desarrollo de acciones que ayuden al prójimo, sobre todo a los más necesitados, como compartir una cena o visitar a los enfermos y a los abandonados. La pobreza hoy tiene diversos rostros  y hoy son pobres, especialmente,  aquellos que siempre escuchan y nunca son escuchados.

Si bien aún hay signos y gestos que nos demuestran que existe espíritu navideño en nuestra sociedad, es importante relevarlo, para que no sea sólo un momento, sino que sea una actitud constante para enfrentar la cotidianidad, siendo más solidarios con los demás, para que juntos podamos promover la paz y la esperanza. Que este tiempo sea de reflexión y proyección, para ir avanzando en una sociedad no sólo desarrollada económicamente, sino que tenga y demuestre los valores y principios que deben orientar la vida de todo ser humano.

Así como el término Navidad en latín significa “Nacimiento de la vida para ti”, este periodo debe ser una instancia para reordenarnos y comenzar a vivir dejando de lado sólo el bienestar material, el consumismo y la indiferencia, acogiendo a Jesús y replicando aquel amor por el prójimo como un estilo de vida.

JORGE BRITO

A 40 años de la “casi guerra” entre Chile y Argentina

Durante los próximos días se cumplen 40 años de la instancia culmine del Conflicto de Beagle, disputa que tuvo Chile con Argentina por la soberanía de las islas Picton, Nueva y Lenox, ubicadas al este del meridiano del cabo de Hornos. Un inminente conflicto armado que estuvo a sólo horas de que las fuerzas militares de ambos países se enfrentaran, con consecuencias desastrosas para ambas naciones que podrían haber durado generaciones.

La disputa, pese a tener una data del siglo XIX, tuvo su florecimiento tras el Laudo Arbitral realizado por el gobierno británico en 1977, el cual otorgó aguas navegables en el canal Beagle a ambos países y la mayor parte de las islas y de los derechos oceánicos generados por ellas a Chile. La decisión fue rechazada por el gobierno militar argentino y buscó militarizar la zona. El 19 de diciembre de 1978 las fuerzas argentinas se desplegaron con la orden de invadir las islas en cuestión, producto del mal tiempo en la zona esta operación no prospero,  y se pospuso para el 22 de diciembre.

En aquel entonces, el Papa Juan Pablo II sólo llevaba tres meses en su cargo, y el 22 de diciembre, mientras las fuerzas militares de los dos países se disponían a enfrentarse, el Sumo Pontífice realizó un llamado a favor de la paz ante el Sacro Colegio Cardenalicio de Roma, manifestando su “profundo dolor e íntima preocupación” por el enfrentamiento que se había ido agudizando entre Chile y Argentina. Ahí surgió la figura clave del cardenal italiano Antonio Samoré, quien se reunió con las autoridades de ambos países, con el fin de negociar una solución pacífica al conflicto.

Esta disputa pasó desapercibida por gran parte de las regiones de nuestro país, la movilización en Chile, a diferencia de Argentina fue muy discreta, los reservistas fuimos convocados y por meses preparados y con responsabilidades de mando en forma sigilosa en todo el territorio para asumir este eventual conflicto. Donde el movimiento era más visible fue en Aysén y Magallanes, dado que el gobierno de aquel entonces decidió tratar el tema con prudencia. La moral era óptima, no obstante la preocupación por la situación. Muchos fuimos movilizados y vivimos en primera persona este proceso de defensa de una eventual agresión foránea.

La clara determinación e intervención oportuna del Papa Juan Pablo II no sólo evitó una guerra entre naciones vecinas, sino que salvó la vida de millones de personas, en un conflicto que –según expertos- hubiese significado una recuperación durante más de 100 años. Esta intervención de la Santa Sede permitió que se impusiera la fuerza de la razón, reflejado en la firma del Acta de Montevideo, permitiendo hoy en día mantener  adecuadas relaciones entre Chile y Argentina, desarrollando proyectos de integración, culturales, económicos, políticos, entre otras. Trabajar por la paz, no es algo estático, sino que nos debe  interpelar  a ser forjadores de una paz activa fundada en el respeto irrestricto a la dignidad de la persona, promoviendo la justicia, la verdad, la libertad, la igualdad, lo que permitirá a nuestras sociedades vivir en una auténtica paz.

JORGE BRITO

Caminos más allá de la PSU

Este lunes y martes más de 294 mil inscritos rindieron la Prueba de Selección Universitaria (PSU), en el marco del proceso de admisión 2019. Con esto, muchos jóvenes y adultos buscan ingresar a la educación superior con el fin de estudiar alguna carrera profesional, principalmente en las universidades. Esto, debido a que dentro del imaginario colectivo estudiantil se ha implantado la idea de que la felicidad profesional está ligada a la universidad, dejando de lado como opción a los Centros de Formación Técnica e Institutos Profesionales.

Por ende, la gran mayoría de los inscritos buscan ingresar a la educación superior, matriculándose en instituciones que no están acreditadas, careciendo de los estándares mínimos impuestos por la Comisión Nacional de Acreditación. Este es un error que muchas veces, literalmente, cuesta caro, ya que las familias se endeudan para que el estudiante logre cursar sus estudios, dejando en segundo plano: la duración de la carrera, el costo de estudiarla, la empleabilidad, los ingresos a futuro, entre otras variables. Un sueño que muchas veces tiende a transformarse en pesadilla y/o frustraciones, imposibilitando el desarrollo del proyecto de vida de los jóvenes.

Hoy en día vemos como la sociedad y el desarrollo productivo requieren de trabajadores que respondan a las necesidades de la zona donde se desenvuelven. Por ejemplo, un estudiante que ingresa a un Centro de Formación Técnica acreditado y estudia una carrera de acuerdo a las áreas claves de su región, obtendrá ingresos y empleabilidad en menor tiempo y con mejor rentabilidad en equivalencia a una carrera profesional cursada en una universidad.

Actualmente son más de 123 mil los estudiantes que cursan carreras técnico-profesionales en 48 CFT’s en diversas regiones de nuestro país, de los cuales 7 están adscritos a la gratuidad, entre ellos el CFT San Agustín en la  Región del Maule. Por ende, existe un amplio abanico de  herramientas que permiten enfrentar el futuro, teniendo como opción estudiar carreras que respondan a los requerimientos del mercado laboral, optando por una institución acreditada para así acceder a la gratuidad, permitiéndose obtener calidad a un menor costo y con una valoración al corto plazo.

JORGE BRITO

Presupuesto 2019, una nueva oportunidad para el Maule

El debate del presupuesto 2019 vive horas claves esta semana, ya que se encuentra ad portas de pasar a votación en la Cámara de Diputados. Esto, tras las fructíferas negociaciones entre el Ministerio de Hacienda y parlamentarios de oposición, lo cual permitió el aumento de fondos para áreas como ciencia y tecnología,  cultura, educación y salud,  transporte en regiones,  esto frente a lo anunciado por el presidente a fines de septiembre.

Frente a esto, las autoridades oficialistas del Maule han destacado que es la región con el tercer mejor presupuesto, tras Santiago y la Araucanía, con un aumento de recursos de un 2,5%, donde se estiman más de 76 mil millones sólo para programas de inversión. La silvoagricultura, el desarrollo turístico sustentable, la salud y vida sana, además de la ruralidad propia del siglo XXI son los ejes en cuales el gobierno plantea avanzar durante los años venideros, mediante un desarrollo integral-sustentable y planificado del Maule, dado que durante los años venideros se debe implementar la reforma de descentralización.

Los aumentos  a nivel ministerial para el Maule, se reflejan en un 12% para Vivienda y Urbanismo, 3,8% para Obras Públicas, 7,2 para Salud, entre otros, lo cual permitirá el desarrollo de 221 proyectos como obras viales para caminos rurales y la construcción de nuevos centros de salud, como hospitales, SAR y Cesfam,

No obstante, dado el panorama actual, es evidente que la región del Maule requiere para este próximo año un trato particular, considerando  el cierre de empresas durante el 2018, como IANSA en Linares, Pastas Suazo en Curicó, la fábrica de cajones Edelma de Cauquenes, entre otros, que ha significado un aumento en el desempleo de la zona, especialmente en la provincia de Linares.

De todas formas, esperamos que el 30 de noviembre, plazo máximo de aprobación de la ley de presupuestos, veamos cuál será el peso relativo que obtenga el Maule para poder administrar estos recursos en base a las facultades que se entreguen desde el poder central, de modo tal de apoyar en forma decidida la inversión de recursos para el desarrollo de la región.

JORGE BRITO

PREPARANDONOS PARA LA EDUCACIÓN DEL FUTURO

A principios de octubre de 2018 en Melbourne, Australia, la Federación Mundial de Colegios, Centros de Formación Técnica y Politécnicos, llevó a cabo el Congreso Mundial “Preparándose para las habilidades futuras, ahora”, en el que se exploraron nuevos desafíos en la educación y formación profesional derivada de los avances en la tecnología y la automatización y el impacto en el trabajo, en las sociedades y  en los pueblos que pueden ser desplazados debido al cambio económico, y circunstancias globales asociadas al cambio climático.

Organizado por TAFEs, organización de Australia, el Congreso reunió a más de 800 delegados de colegios comunitarios, Centros de Formación Técnica y Politécnicos de todo el mundo, así como también a expertos en educación, capacitación profesional y vocacional. Las temáticas tratadas abordaron temas vinculados a: desafíos y cambios en el futuro del aprendizaje; educación para la era de la inteligencia artificial; industria 4.0 y el desarrollo de las habilidades blandas y su incorporación en los programas curriculares; investigación aplicada e innovación etc. Un aspecto importante fue la vinculación del modelo educativo con el sector empresarial y su participación en conjunto con el Estado en la elaboración de los programas curriculares.

Preparándose para las habilidades futuras, ahora, marcará la diferencia en los resultados de millones de estudiantes, profesionales y jóvenes que buscan desarrollar su vocación en todo el mundo. La delegación de Chile estuvo representada: por las instituciones socias de Vertebral, que es la asociación que reúne a los organismos acreditados ante la CNA, y que entregan una educación de calidad; por representantes del ministerio de educación y por miembros de los organismos supervisores de los procesos de calidad.

El Congreso Mundial 2018 se centró en la búsqueda de soluciones basadas en la acción articulada entre el sector público, la empresa y los centros educacionales que permitan asumir los desafíos de una sociedad en constante cambio, de modo tal de responder en forma oportuna a las exigencias que nos impone la sociedad, para entregar una educación de calidad y oportuna a las nuevas exigencias de la globalización.

JORGE BRITO

Preparándonos para el verano

Los últimos meses han estado marcados por las bajas temperaturas, época que se ha destacado por la carencia de precipitaciones. Este déficit de lluvias en el periodo invernal, junto a una primavera húmeda y un potencial verano con altas temperaturas, nos ubica frente a un panorama desfavorable, ya que la sequía y los incendios forestales se presentan como dos probables fenómenos con complejos desastres.

Según los expertos, la sequía de este año ha sido la más larga desde el 2006, lo cual se ha reflejado en la agricultura, impactando fuertemente en la producción de frutas y verduras, donde algunos productos han visto aumentado sus valores considerablemente. Pese a esto, las reacciones son siempre a posteriori, de forma asistencial, mediante la entrega de agua en sectores rurales por parte de los gobiernos locales, demostrando la escasa capacidad de anticipación y proyección de situaciones que año tras año se repiten.

Frente a esto, la cosecha de aguas lluvias es una posibilidad para lograr almacenar este recurso hídrico a fin de ser utilizado en periodos estivales y de riego, así como también la realización de zanjas de infiltración para que las precipitaciones puedan escurrir en el subsuelo y poder almacenarlas. No obstante, aún está pendiente el diseño e implementación de políticas públicas orientadas al manejo de recursos hídricos, o bien inversiones que impliquen la realización de embalses, acumuladores de aguas, entre otros, que  sirvan para enfrentar los efectos del cambio climático.

Este  escenario de sequía, junto a las clásicas altas temperaturas del verano nos ubica en un contexto ideal para el desarrollo de incendios forestales, similar a lo ocurrido en los primeros meses del 2017, donde nuestra región se vio afectada por un gran número de siniestros y que perjudicó a más de 272 mil hectáreas a nivel regional y 547 mil a nivel nacional.

Está demostrado que el 99% de los incendios forestales son causados por intencionalidad y/o negligencia humana, por lo que es importante tener una educación y toma de conciencia preventiva, con el fin de evitar este tipo de acontecimientos. Son estos siniestros los que provocan la mayor preocupación, dado el impacto que generan  a  nivel  económico, ambiental y social.

Es por ello que,  para prevenir y combatir los incendios, el rol de las entidades públicas y privadas es esencial para establecer mecanismos de coordinación, abordando íntegramente la problemática, fortaleciendo y sensibilizando a la comunidad sobre las causas y efectos, con el fin de mitigar las consecuencias de los incendios, creando una cultura de la prevención.

La sequía y los incendios forestales son acontecimientos relevantes que cada cierto tiempo nos recuerdan lo frágil que somos frente a sucesos naturales, por lo que es vital lograr un trabajo coordinado y sistemático  distribuyendo las funciones de manera ordenada.

 

JORGE BRITO

Educación técnico-superior para el desarrollo del Maule

El pasado jueves 27 de septiembre el CFT San Agustín llevó a cabo un seminario internacional donde se abordaron temas sobre la realidad y los desafíos de la educación técnico-superior en el Maule, jornada donde directivos de Centros de Formación del País Vasco contaron su experiencia con este sistema educativo. La instancia buscó relevar la importancia de la educación técnica de nivel superior y su entorno, destacando la formación para el trabajo como un instrumento de movilidad social, orientado a mejorar las condiciones de desarrollo a las comunidades que lo promueven, con el fin de ser un amortiguador de los cambios externos que afectan a los territorios.

Este tipo de actividades dan a entender que como región tenemos la oportunidad de lograr un desarrollo genuino de todos sus habitantes, permitiéndonos un bienestar permanente y con bases sólidas.

El desarrollo de nuestra región solo se logrará si nuestras acciones y decisiones apuntan al bien común. Es por eso que aspectos como la innovación, la educación continua, el trabajo colaborativo, entre otros, son caras de un mismo cubo, que nos lleva a pensar en instituciones educativas técnicas superiores complejas, conectadas en forma cotidiana con el entorno social, empresarial y político, que busquen responder en tiempo, forma y calidad a una sociedad que seguirá en permanente cambio, con una demanda de mejor empleo, más seguridad y más competitividad.

La economía 4.0, los puestos de trabajo que se terminaran y otros que se iniciaran y la búsqueda de un bienestar que es más que un empleo, ponen en tensión a los gobiernos/regiones a generar compromisos de largo plazo, para que quienes ingresen al mercado laboral tengan las competencias que espera esta nueva economía, bajo diversos instrumentos y estrategias acordadas y ejecutadas entre lo público/privado, donde el bienestar y dignidad humana sean la base de dicho desarrollo.

Por ende, la educación técnico-superior debe ser considerada un instrumento más al servicio del desarrollo de todos los habitantes del Maule. Para lograr lo anterior, como región tenemos una nueva oportunidad de ser pioneros en la demanda de autonomía y gobernanza, ya que el desarrollo de las comunidades no es una tarea exclusiva del gobierno, también es responsabilidad del compromiso de los propios ciudadanos organizados en red.

Por eso nos alegramos de iniciativas como las impulsadas por el CFT San Agustín, las que aportan al desarrollo más inclusivo en el Maule, por medio de la ejecución de un exitoso evento.

Jorge Brito Obreque

Ing. Agrónomo

JORGE BRITO

El legado de un Pastor

En septiembre, hace ya 10 años, un día 21, falleció Monseñor Carlos González Cruchaga, quien fuese Obispo de Talca por 30 años. Su partida no dejó indiferente a ningún habitante del Maule y de gran parte del país. ¿Por qué sucedió esto? Don Carlos siendo Obispo de la Iglesia Católica, trascendió las fronteras de su Iglesia para llevar el mensaje de su Fe a todas las personas, independiente de su credo o filiación política. El eje de atención de Don Carlos fue el respeto irrestricto por la dignidad del ser humano hecho a imagen y semejanza de Dios. Siendo coherente con este principio básico y en una Diócesis esencialmente rural y campesina y en una de las regiones más pobres del país, apoyó fuertemente los procesos que dieran mayor dignidad a los habitantes del campo, creando la Fundación Crate. De igual modo, siendo un hombre de oración profunda promovió la vida religiosa y contemplativa como es el caso de la instalación en Quilvo del Monasterio de las Religiosas Trapenses y el seminario San Pablo de Rauquen. En su preocupación por el débil capital humano de la región y contribuir a generar las capacidades de profesionales formados con calidad y valores éticos, hace 30 años fundó el centro de Formación Técnica San Agustín y posteriormente dio origen a la Universidad Católica del Maule.
Siendo Obispo de Talca y en los duros periodos de la dictadura militar, fue elegido Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, en la que desarrolló un férreo compromiso por la defensa de los derechos humanos y la protección de las víctimas de la dictadura, situación que lo llevó a ser catalogado como un “Obispo Rojo”. De igual modo, su compromiso con la dignidad del Ser Humano, se plasmó a través de la búsqueda del diálogo para que los líderes políticos de la época lograran una salida pacífica para el retorno a la democracia.
Por ello y para homenajear su vida y su invaluable aporte a la comunidad, la invitación es extensiva a toda la comunidad para participar en diversas ceremonias que se desarrollarán a partir de este 21 de Septiembre, en memoria de Don Carlos, quien a través de su compromiso preclaro con la dignidad del ser humano, ha hecho que su vida pastoral, que nace de su profundo amor a Jesucristo, se proyecte en el tiempo a través de sus obras y escritos, pero más profundamente en el corazón de los habitantes del Maule, que al mencionarlo dicen “Don Carlos lo recordaremos Siempre”, porque fue un pastor de tiempos nuevos y un modelo de vida para las nuevas generaciones.

JORGE BRITO

DESAFIOS ENCUESTA CASEN 2017

Las noticias de impacto en Chile duran aproximadamente una semana, y es al parecer lo que ha pasado con los resultados de la encuesta de caracterización socioeconómica CASEN,  que aparentemente ya no es un tema de interés público sino hasta que sean publicadas los nuevos resultados en los próximos dos años.

Sin embargo, es necesario analizar dichos resultados puesto que permiten orientar políticas públicas que asuman estas realidades, como asimismo a las instituciones privadas en su compromiso por el desarrollo.

Las cifras hablan por sí solas, y nos indican que a nivel país la pobreza disminuyó por ingresos desde un 11,7% el 2015 al 8,6% el 2017, pero en cuanto al nivel de distribución de la riqueza, las cifras indican que el 10%  del sector más rico gana 39,1 veces más  de lo que recibe el 10%  más pobre,  cifras que permanecen casi inalterables. Respecto a la pobreza multidimensional, (educación, empleo, salud, vivienda entre otros), a nivel nacional esta varió de un 20,9% el año 2015 a un 20,7% el año 2017,  situando a la Región del Maule en un 22,5%, superando sólo a las regiones de la Araucanía, Los Lagos, Tarapacá y Ñuble.

 Respecto a la situación de los adultos mayores, muestra una realidad impresionante respecto al envejecimiento de la población, pasando del 10,1% el año 1990, a un 17,6% el año 2015, es decir, hoy día hay 86 adultos mayores por cada 100 personas menores de 15 años, versus la realidad del año 1990 en que existían 35,4 personas mayores por cada 100 jóvenes menores de 15 años. Si a lo anterior agregamos que el número de nacimientos en Chile descendió un 5,6% entre el año 2015 y 2016, el futuro es bastante preocupante.

 De una lectura rápida, podemos ver que el Maule sigue como una de las regiones con más alta tasa de pobreza y continuamos disputando los últimos lugares a nivel país. Es importante preguntarnos: ¿porque este es un fenómeno reiterado?. Muchas respuestas dicen que es por su identidad rural, que su capital humano está poco desarrollado, pero lo anterior se contradice con los casi 50.000 jóvenes que estudian educación superior en el Maule.

 Si deseamos construir desarrollo humano inclusivo, debemos sentarnos a conversar estos temas entre los sectores públicos y privados, que permitan generar alianzas en pos de asumir los verdaderos desafíos que tenemos como región para que a partir de nuestra identidad podamos generar un real y efectivo desarrollo para todos los  habitantes.

Jorge Brito Obreque

Ing. Agrónomo

JORGE BRITO

DON ANDRES AYLWIN AZOCAR: UNA VIDA CONSECUENTE

En la madrugada del lunes recién pasado falleció Don Andrés Aylwin Azócar, un hombre público que dejó una huella imborrable en la historia de Chile, ¿Por qué lo recordamos y rendimos un homenaje a su memoria? La familia Aylwin tiene raíces maulinas, si bien es cierto, don Andrés nace en Viña del Mar, su padre nació en san Javier y tuvo su crianza en la zona de Constitución, gran parte de su formación en la infancia está impregnada por los aires maulinos, aspecto que siempre recordó con mucha nostalgia y cariño, son estas realidades las que van moldeando su compromiso futuro. Su padre, fue presidente de la corte suprema de justicia y su hermano Patricio, Presidente de la República.

Don Andrés se tituló de abogado en la Universidad de Chile, y el compromiso social que nace desde su fe, siempre marcó su vida. Ya sea como dirigente estudiantil, creador de la falange nacional, o como parlamentario de cinco periodos legislativos. Su compromiso legislativo estuvo centrado en temas nacionales, como la reforma agraria, sistemas de previsión y sociales o la formación sindical, junto con ellos, uno de sus compromisos fundamentales fue la promoción y protección de los derechos humanos y los derechos del mundo del trabajo.

Por su compromiso con la justicia social, formó parte del grupo de los trece, compuesto por militantes de la Democracia Cristiana que se opusieron al golpe militar del 11 de septiembre del año 1973, firmando una declaración pública. Por su oposición al régimen militar y defensa de los derechos humanos fue relegado al norte del país, en la zona de Guallitera en Putre. Fue abogado defensor de los derechos humanos, Director de la Comisión Contra la Tortura,  Presidente de la Agrupación de Abogados Pro Derechos Humanos y trabajó por la  recuperación de la democracia participando en el Comité Pro Paz y en  la Vicaría de la Solidaridad. Durante su vida parlamentaria tuvo un rol relevante en las discusiones sobre maltrato a los niños, filiación y otros temas que comprenden la defensa y promoción de los derechos humanos.

En una de sus intervenciones en la Cámara, refiriéndose a Bernardo Leighton dijo: “No es la política la que está ausente en el corazón de las masas, sino la forma de hacerla, donde el poder desplaza la lucha consecuente por grandes ideales y valores”. Por esta y muchas otras razones don Andrés fue un hombre íntegro y modelo de servidor público, tan necesario en los tiempos actuales.

Jorge Brito Obreque

Ing. Agrónomo

Junta de Adelanto del Maule