IMG_5134

PRM Feyentún inició taller de arte-terapia

Junto al inicio del nuevo año, los profesionales del PRM Feyentún comenzaron a ejecutar un taller de arte-terapia denominada “fortaleciendo el vínculo”, el cual está dirigido a niños y niñas entre 6 y 12 años, junto a sus adultos responsables y significativos que se encuentren en etapa de ejecución del plan de intervención. La iniciativa está enfocada en el uso de estos medios artísticos desde la cosmovisión y la técnica, lo que permite ampliar la expresión de las familias traspasando la palabra y brindando un objeto reflejo del creador que permanece y que puede ser observado, explorado y transformado.

En esta sesión estuvo a cargo de las psicólogas Pilar Rodríguez y Camila Paredes, junto a las asistentes sociales Ana Valenzuela y Katherine Lara, la cual se inició con una acción titulada “cierro los ojos y lo siento”, donde los niños tuvieron que responder sobre los gustos, intereses y preferencias de sus adultos responsables, lo cual promovió entre los participantes la necesidad de conocer y caracterizar a los padres.

Posteriormente se le entregó a cada participante diferentes elementos, soportes y medios, con diversas texturas, pesquisadas a través del tacto, las cuales se encontraban reunidas en una caja especial. Los padres y luego los niños, tuvieron la oportunidad de guiar a su acompañante en la exploración táctil (con los ojos vendados), a fin de encontrar el que fuera de su agrado, con el cual posteriormente se realizó una experiencia sensorial en diferentes partes del cuerpo (rostro, cuello o brazos), descubriendo las emociones que éstos les generaban. Esta acción permitió generar una instancia de confianza y conexión dentro de la diada.

Los participantes se mostraron muy contentos, receptivos y participativos, disminuyendo la ansiedad y el nerviosismo inicial, disfrutando de forma progresiva del espacio común. Los adultos significativos expusieron alusiones positivas y animadas, indicando que la instancia de encuentro favoreció la conexión y conocimiento mutuo.

Las profesionales a cargo calificaron la instancia como exitosa y fructífera. Así lo indicó la psicóloga Pilar Rodríguez. “Es gratificante como terapeutas, visualizar la conexión establecida de forma física entre los participantes, involucrándose los padres  en actividades que permiten tocar y sentir a su hijo, retomar las caricias y tratos que se dan cuando estos son pequeños, y que los adultos creían perdidos, todo esto facilitado a través del arte”.

Esta iniciativa permitirá establecer un cambio en la forma de vinculación entre los niños y niñas con los adultos, así como la posibilidad de buscar distintas instancias de co-construcción terapéutica.