CARTA a Sacerdotes, diáconos, ministros enviados, religiosas y religiosos, directores de colegios, agentes de pastoral y personas de buena voluntad:

Estimados hermanos y hermanas,

Nuevamente la situación de calentamiento global nos pone en alerta ante las situaciones dolorosas que les toca enfrentar a diversas localidades de nuestro país, muy cerca nuestro nuevamente la comuna de Hualañé nos pone en situación de emergencia.

Es por eso que solicito, sabiendo que muchos ya se encuentran o están a punto de salir a unas merecidas vacaciones, dejar organizado en nuestros centros parroquiales algunos lugares de acopio en primer lugar de AGUA PARA BEBER, JUGOS, CEREALES que podemos entregar a los cuerpos de bomberos de cada sector parroquial que combaten los incendios forestales.

Luego de eso, recibir alimentos no perecibles, ropa en buen estado y menaje de casa pensando en las familias que han perdido todo en diversos lugares del país. Para luego entregarlo cuando se den las condiciones favorables de reconstrucción, lo más pronto posible.

Me atrevo a realizar esta solicitud sabiendo que muchas personas nos llaman para saber cómo ayudar de manera inmediata. Esto no quita que si alguien puede y tiene los medios pueda acercarse tomando las precauciones necesarias hasta los sitios más siniestrados.

En concreto: desde este lunes 5 las oficinas parroquiales o comunidades presten el servicio de acoger las ayudas que lleguen y puedan comunicarlo a esta vicaría para retirarlos si es necesario.

Sin otro particular y quedando a su disposición se despide en Jesús y María Santísima

 

Pbro. Luís Alarcón Escárate

Vicario Pastoral Social de Talca

 

Publicado en Institucional.