Fundación CRATE lleva meses realizando atenciones en terreno a Niños, Niñas y Adolescentes víctimas de maltrato

Cuatro oficinas móviles recorren diversos puntos de la región del Maule en sectores apartados, brindando continuidad a los programas y ofreciendo una atención integral.

 

En una nueva iniciativa, Fundación CRATE a través de su área de Niñez, Adolescencia y Familia ha desplegado sus oficinas móviles para llegar directamente a los niños, niñas y adolescentes de la región del Maule que forman parte de programas de reparación al maltrato.

Estos vehículos vans se han convertido en puntos de atención en terreno, y cuentan con todas las comodidades e implementos necesarios para entregar una atención de calidad; extendiendo su alcance a sectores afectados por inundaciones y zonas apartadas del Maule.

La misión institucional de la Fundación CRATE cobra vida con esta acción, priorizando el bienestar de los niños, niñas y adolescentes que requieren apoyo especializado. La movilidad de estas oficinas permite una intervención efectiva, abarcando áreas afectadas y garantizando que ningún niño quede excluido de recibir la atención que merece.

Este esfuerzo responde a la necesidad urgente de llegar a comunidades afectadas, demostrando el compromiso de la Fundación CRATE en situaciones de crisis y emergencias. Su presencia en terreno no solo busca reparar el maltrato sufrido por los niños, sino también mitigar los impactos de desastres naturales, como las inundaciones que tuvimos durante los meses de invierno, que han dejado a muchas familias en condiciones precarias.

“Las oficinas móviles son muy buenas, porque nos facilitan mucho más el proceso, nos queda más cerca y el equipo de profesionales tiene toda la disponibilidad y la buena atención, a parte que es un espacio tranquilo y con privacidad arriba del móvil, eso es muy importante. Me acomodan las atenciones aquí porque así mi hija no falta al colegio y yo tampoco a mi trabajo, ya que no me tengo que estar trasladando hasta Molina y eso es muy bueno”, precisó una de las madres usuarias del Programa de Reparación al Maltrato PRM NEHUEN de Molina.

Fundación CRATE reafirma su compromiso social al brindar servicios esenciales a aquellos que más lo necesitan, llevando esperanza y apoyo a lugares donde la ayuda a menudo tarda en llegar. Este es un testimonio de solidaridad y acción concreta que destaca la importancia de la labor de organizaciones dedicadas a la protección de la infancia y la familia.

Publicado en Institucional, Niñez, Adolescencia y Familia..

Deja una respuesta