“La revolución de los huertos urbanos”

Durante los meses de junio y julio del presente año, el Programa Abriendo Caminos convocatoria 2019 y a través de su Línea Socio Comunitaria llevó a cabo un taller denominado “Huertos Familiares”, el cual tenía como objetivo “Contribuir al desarrollo de conciencia medioambiental en familias participantes del Programa Abriendo Caminos 2019 y la comunidad, a través de la implementación de un taller de huertos familiares”, realizado a través de la plataforma digital Google Meet.

Los talleres se comenzaron a gestar cuando se realizó la entrega a las familias del programa Abriendo Caminos y una participante del programa Lazos, un kit, el cual contempló un huerto vertical, semillas, una almaciguera, tierra de hoja, un recetario y una herramienta para trabajar la tierra; luego se inscribieron para participar de talleres online, donde el expositor, Don Romualdo Aburto Loyola, encargado del Área de Desarrollo Sustentable de la Fundación CRATE entregó los conocimientos en la temática.

Los participantes se conectaron una vez por semana, una hora, en donde pudieron aprender cómo hacer un huerto en casa, como preparar sustrato, como sembrar y plantar, conocer sobre la agricultura orgánica, que es la fertilización y el compostaje, como tener un control de plagas, como reciclar en casa; además se incluyo una sesión de cómo realizar eco ladrillos y finalmente identificar los puntos de
reciclaje en la comuna.

Ya finalizado el período de talleres se realizó una certificación online, pero además, contempló la entrega de materiales, como: una regadera, un pulverizador, herramientas, semillas, compostera y material impreso de los temas trabajados en los talleres; todo esto pensado de tal forma que las familias pudieran seguir desarrollando la actividad y fomentando el cultivo de sus propias hortalizas, verduras, legumbres, entre otras, generando un ahorro familiar y manteniendo una alimentación saludable, como cuando surgen los huertos urbanos en la época de la Revolución Industrial, pero que se popularizaron en la 1ª y 2ª Guerra Mundial, buscando que la población no dependiera de las importaciones para tener el suministro de alimentos.

Los principios más destacados en el taller en cuanto a sus beneficios fueron los siguientes:

– Económico: no produce mayores gastos familiares
– Saludable: Sin agroquímicos, orgánicos, natural.
– Sustentable: Ayuda al medio ambiente

 

Publicado en Infancia y Familia.